Método ISETE

by | Minimalismo: Tener | 12 comments

Después de probar muchos métodos acompañando a cientos de personas a la hora de crear armonía fui creando el mío propio en relación a las necesidades que encontraba y a cómo darle esa vuelta a esta revisión material para que fuera un proceso de aprendizaje personal.

Así decidí crear una fórmula sencilla pero que fuera a la raíz del problema, de aquí nace el método ISETE.

Ordena tu casa para ordenar tu vida

Aquí una conferencia con la explicación del proceso y del método.

 

Explicación breve del método ISETE de revisión.

I – magina

Visualiza como te gustaría que estuviera el espacio que estás revisando

Cierra los ojos y durante 1-2 minutos visualiza cómo te gustaría que estuviera el espacio o la categoría que estás revisando.

___

S – aca TODO y limpia el espacio

Lo pongo en mayúsculas para que veas lo importante que es.

Sacar todo, es TODO.

Quitar todo de los estantes armarios y dividir las cosas por categorías.

Esta es la única forma en la que nuestro cerebro ve realmente la cantidad de cosas que tenemos y desde ahí podemos tomar constancia de qué tenemos.

Sólo desde esa visión podemos hacer los pasos siguientes.

___

E – lige qué se queda y qué se va

Revisa por sectores, de cada sector elige lo que seguro se queda, lo que te encanta a partir de ahí decide qué dejas ir.

Qué se queda y qué se va. Es importante tomar cada objeto entre tus manos y hacerte dos preguntas sencillas: ¿Lo necesito? ¿Me inspira felicidad?

Es el momento de dejar ir los pesos, las cosas que tenemos por los demás: me lo regalo X, me gustaba hace X… Si no te inspira felicidad en el momento presente y no lo necesitas está acumulando espacio. Además, no está cumpliendo la misión para la que fue creada.

M. me preguntaba en relación a la cubertería que le regalo su madre. Realmente se le veía que no le inspiraba nada de felicidad, sólo acumulaba espacio. Además sentía una pereza enorme cada vez que tenía que limpiarla y se sentía mal por no usarla.

Al final decidió donarla a una asociación que venden y con los beneficios hacen obras solidarias. De repente se sintió mucho más ligera porque además de quitarse un peso había colaborado con esta organización. Y, por si fuera poco, el hecho de dejar ir la cubertería le sirvió para reconocer otros recuerdos de su madre que no eran un peso.

Empezamos eligiendo aquellos objetos con los que tenemos certeza.

Por ejemplo si tienes toda la ropa encima de la cama empezarás a tomar las prendas que sabes seguro que te inspiran felicidad.

Después puedes ir pasando al resto y desde ahí será mucho más sencillo porque ya sabes qué te encanta.

La decisión es como un músculo que se va cansando, conforme más decidimos peor lo hacemos. Por eso es imprescindible empezar por las decisiones más sencillas. 

Con las cosas que dejamos ir hacemos dos montones:

  • Las cosas para reciclar o tirar
  • Las cosas para donar/regalar/vender

___

T – oque de armonía

Organiza los objetos que te quedas

Es el momento de colocar cada cosa en su lugar. Puede que no sea el mismo lugar que tenía antes.

Es importante gestionar bien el espacio para que sea amigable visualmente. Algunas claves aquí son:

Mínimo de cosas visibles.

Esto quiere decir lo mínimo en la encimera.

Muebles y estanterías al 70-80% de su capacidad

Las cosas organizadas según el uso que les damos.

Poner a mano lo que usamos con más asiduidad.

Cosas a la vista y accesibles

Se acabaron las dobles y triples filas de cosas.

Decorar para hacer que el espacio sea tu espacio.

Puedes además sacar claves de corrientes como el Feng Shui.

Deja ir las bolsas de basura lo antes posible

Aquí tendrás cosas para donar/regalar/vender, cosas para reciclar y cosas para tirar.

___

E – scribe

Tus decisiones, impresiones…

Aquí te invito a tomar papel y boli y a cuestionarte:

¿qué me llevaba a mantener lo que he dejado ir?

¿qué he descubierto en relación a las cosas que dejo ir?

¿qué he descubierto en relación a las cosas que se quedan conmigo?

Aquí encontraremos las creencias que nos llevaban a acumular objetos que no nos inspiran felicidad, que no necesitamos…

Así como a tomar decisiones en relación a qué queremos que entre en nuestra vida de ahora en adelante.

____

Tu casa es tu espacio sagrado…

… tu vida es sagrada

Comparte y ayúdame a que llegue a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Inscríbete aquí para llevarte el kit minimalista y recibir contenido exclusivo.

Comentarios

12 Comments

  1. Claudia Alejandra González

    Gracias Lucia. Sos una luz inspiradora en mi vida. El minimalismo, se está transformando en mi terapia. Y mi sanación. Mil gracias por todo

    Reply
  2. Liliana

    Gracias, Lucía. He descubierto que me agobia la sola idea de hacer este trabajo en un solo día, así que lo dividí por espacios, incluso dividí los espacios de cada habitación (cómodas, armarios, etc.) y cada día me hago cargo de uno. Voy por el tercer día y siento como si me preparara para una mudanza. ¡Qué cantidad de cosas que van saliendo de cada lugar! Saludos desde Bogotá 🙂

    Reply
    • Lucía

      Un abrazo Liliana y enhorabuena por pasar a la acción. 🙂

      Te deseo una vida sencillamente plena

      Reply
  3. Jessica

    Hola Lucía,
    Te he descubierto hace poco y me encanta tu modo de ver el minimalismo. Me está ayudando mucho, en distintos aspectos de mi vida. Mil gracias!!

    Reply
    • Lucía

      Un placer Jessica, gracias por tus palabras. Te mando un abrazo y te deseo una vida sencillamente plena

      Reply
  4. Mariela

    Hola Lucía.
    Estoy comenzando ésta práctica y te aseguro que va a ser un gran desafío para mí, espero poder lograrlo.

    Reply
  5. Isnali Maldonado

    Saludos Lucía.
    Gracias por compartir la sencillez de la vida y ayudarnos a reflexionar en ello desde tantos espacios personales que se ven afectados por el consumismo. Gracias de corazón! Este método es maravilloso!!!

    Reply
  6. Mariel Velázquez

    Gracias Lucía, me cuesta trabajo empezar, me gana la rutina y luego el cansancio.
    Leerte, me inspira no he podido arrancar, quiero decirte que no me moveré de este anhelo hasta lograrlo. Creo que he perdido la capacidad de visualizar.
    Espero escribirte y decirte he comenzado.
    Felicidades a quienes ya iniciaron.
    Lucia Mi gratitud y bendiciones !
    Mariel

    Reply
    • Lucía

      Ordenar requiere valor y no es un proceso fácil, si necesitas acompañamiento silba a [email protected] Te mando un abrazo.

      Reply
  7. maria de jesus rodriguez fabian

    gracias… tu trabajo no es en vano.. a alguien en otro continente le toco el alma (esa soy yo) tu trabajo… gracias gracias!
    desde tlaxcala mexico, te mando un fuerte abraso =)

    Reply
  8. Carina

    Hola Lucia. Hace casi un año empece a desprenderme de ropa, zapatos recuerdos, cosas rotas, utensilios de cocina que no se usan, juguetes, papeles, libros, incluso muebles . Veo mi casa ordenada y casi siempre limpia. Gracias por ser parte de esto.

    Reply
  9. Nora

    Hola Lucia, gracias, ahora tengo mas claro como empezar la tarea ya que no es nada facil con una habitacion atiborrada de cosas, ya sean objetos, ropas , zapatos…y tantos etceteras como te puedas imaginar, para no morir en el intento lo hare por partes (idea que lei en un comentario) y bien solo resta poner manos a la obra y despues te cuento. Un abrazo.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *